Discurso de Navidad de Agustín Manrique de Lara, Presidente de la CCE