Scroll para leer más

La Confederación Canaria de Empresarios, en su labor de continuar apoyando a las empresas sobre cualquier necesidad a cubrir en esta materia, lleva realizando desde hace más de una década numerosas acciones en torno a la prevención de riesgos laborales. Su objetivo es implantar una auténtica cultura preventiva y actúa llevando a cabo una serie de acciones de sensibilización y asistencia técnica al empresario, buscando ser un punto de referencia y apoyo para éstos y así cumplir con los objetivos deseados como la mejora de las condiciones laborales y la reducción de la siniestralidad laboral.

Sin embargo, ante la situación excepcional ocasionada por la pandemia del COVID-19, se han modificado las actuaciones planificadas para dar cabida durante el año 2020 a acciones dirigidas a paliar el riesgo sanitario que afecta al entorno laboral, en respuesta a las medidas urgentes en la lucha contra el virus SARS-CoV-2. Se busca así apoyar a las empresas en la adaptación de la nueva situación que están viviendo, que aún, con el desgaste económico que les ha supuesto las actuaciones para afrontar la pandemia, continúan haciendo un esfuerzo para salir adelante, siguiendo las recomendaciones y actualizaciones dispuestas por el Ministerio de Sanidad.

En el marco de la Prevención de Riesgos Laborales de la CCE durante el año 2020 se han realizado las siguientes actividades:

  • Seguimiento de las empresas objeto del proyecto “Participación de la Confederación Canaria de Empresarios en el Plan de actuación del ICASEL para la anualidad 2020”, plan dirigido a disminuir de forma significativa los índices de siniestralidad laboral en nuestra Comunidad Autónoma y a mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.

Además, el objetivo, durante el año 2020, ha sido contribuir a la mejora de las condiciones de trabajo, y por otro, dado el contexto actual de crisis sanitaria, apoyar a las empresas a la adaptación de la situación que están viviendo, que aún, con el desgaste económico que les ha supuesto las actuaciones para afrontar la pandemia, continúan haciendo un esfuerzo para salir adelante, siguiendo las recomendaciones y actualizaciones dispuestas por el Ministerio de Sanidad.

Hay que destacar que se ha visitado 219 empresas con colaboración puntual de la Asociación de Empresarios Constructores y Promotores de la provincia de Las Palmas, siendo muchas de ellas visitadas por la CCE por segunda y tercera vez, dando un total de 351 visitas.

  • Se ha realizado un asesoramiento y asistencia técnica por distintos medios, sobre aspectos concretos en materia de prevención de riesgos laborales y/o en materia de COVID-19. Se atendieron un total de 290 consultas, cuyos datos fueron recogidos a través de una ficha y en las que se incluyeron las recomendaciones y propuestas realizadas por los técnicos de la CCE.
  • Al mismo tiempo, ante la demanda existente por parte de las diferentes empresas se ha elaborado una Guía de Teletrabajo. Se ha realizado difusión del documento a 153 empresas participantes en el programa de seguimiento y asesoramiento de Medidas frente al COVID-19. Además de la difusión, se ha entregado un total de 70 ejemplares impresos a diferentes asociaciones integradas en la Confederación Canaria de Empresarios para su distribución entre las empresas de distintos sectores.
  • Se impartieron dos modalidades de cursos, por un lado, el Curso de capacitación para las funciones de nivel básico de prevención de riesgos laborales y por otro, el denominado COVID-19: Medidas en la empresa. Se ha llevado a cabo un total de 5 acciones formativas y se ha capacitado a un total de 117 alumnos.  Por lo cual, con el objeto de contribuir en la mejora de la integración y gestión de la prevención en las empresas, se efectuaron dos cursos de formación de nivel básico con una duración de 30 horas y un total de 40 alumnos. En cuanto a la  línea de sensibilización y con fin de contribuir en la implantación adecuada de las medidas recomendadas por el Ministerios de sanidad, se realizaron tres cursos de COVID-19: Medidas en la empresa con un total de 77 alumnos capacitados.

A continuación, se refleja de modo cuantitativo las acciones realizadas por la CCE durante la anualidad 2020:

Finalmente, la Confederación Canaria de Empresarios considera que son más que necesarias este tipo de proyectos, no sólo como acciones directas encaminadas a reducir los índices de siniestralidad laboral, sino apostando firmemente por reducir la siniestralidad laboral en Canarias y con ello la mejora de las condiciones de trabajo, implantando una verdadera cultura preventiva en todos los niveles de la sociedad.

Sin embargo, tras más de veinte años de vigencia de la Ley 31/95 de PRL, sigue latente la necesidad de seguir trabajando en la adopción de acciones diversas para conseguir disminuir las cifras de accidentalidad laboral y la mejora de las condiciones de trabajo, ya que éstos son objetivos a medio y largo plazo y que además requieren de la implicación de todos los agentes sociales, así como de la adopción de nuevas iniciativas, actividades y actitudes que impulsen la implantación de la cultura preventiva en las empresas y en la sociedad.

Aun siendo conscientes que nos queda camino por recorrer es necesario destacar que en este periodo ha pasado de ser una disciplina desconocida y reservada a consolidarse como un aspecto fundamental de las relaciones laborales, de manera que se ha convertido en política social de primer orden, favoreciendo la implicación y la corresponsabilidad de todos los agentes intervinientes.

Por otra parte, en cuanto a la situación excepcional ocasionada por la pandemia del COVID-19, la Confederación Canaria de Empresarios ve necesario seguir acompañando y apoyando a las empresas mientras dure esta situación, asesorando así sobre la estrategia a seguir, de acuerdo a la evolución de las medidas sanitarias y en función de los avances científicos.

Por todo ello, la Confederación Canaria de Empresarios va a seguir trabajando en implantar la cultura preventiva con el ánimo de promocionar intensamente la gestión dirigida al cumplimiento de la normativa actual y las actitudes y comportamiento necesarios para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores, así como conectar mejor la prevención con el funcionamiento cotidiano de la organización, por lo que debemos seguir incidiendo en las políticas que promuevan la integración eficaz de la prevención de riesgos laborales en el sistema de gestión de la empresa.

Cuadro 1.- Acciones realizadas en el marco de la Prevención de Riesgos Laborales de la CCE.